Más datos

Fue muy frecuente la colocación de este tipo de azulejos para dejar constancia del nivel del agua alcanzado en las riadas del Guadalquivir antes de construir el canal de Alfonso XIII a mediados del siglo XX.