Bibliografía

PALOMO GARCÍA, Martín Carlos. Retablos cofradieros en comercios II. Boletín de las Cofradías de Sevilla núm. 576, p.94-95. Febrero 2007. 

Más datos

El azulejo procede del famoso comercio de comestibles ultramarinos "Casa Marciano" que se encontraba en la calle Lineros. Su dueño, Marciano Díaz Vázquez, perteneció a la cercana Hermandad de Pasión, siendo éste el motivo de que encargara sendos azulejos de Nuestro Padre Jesús de la Pasión y de Nuestra Señora de la Merced para presidir el despacho al público. En 1992 el establecimiento cerró definitivamente sus puertas. Sus encargados, Ricardo y Alfredo, vendieron este azulejo del Señor a un hermano de Pasión, y el de la Virgen a Francisco Rivera González, propietario del bar El Comercio (VER), justo enfrente de Casa Marciano. (Martín Carlos Palomo García).